Puertas Rápidas Industriales, todo lo que necesitas saber

Al elegir un sistema de puerta de alta velocidad apropiado a tu instalación, hay muchos factores a considerar para optimizar y proteger el flujo de personas, equipos y bienes. Las puertas rápidas industriales, además de asegurar una apertura y cierre rápido, brindan una serie de beneficios adicionales para las empresas que buscan aumentar su eficiencia ambiental, seguridad y rendimiento en áreas de alto tráfico. Por eso, te traemos este artículo, para que puedas conocer en profundidad las puertas rápidas, los tipos que existen y las ventajas que proporciona su instalación.

¿Qué son las puertas rápidas industriales?

Generalmente, son puertas de accionamiento rapido, ligeras y de uso industrial, que están diseñadas para dividir zonas de trabajo con alto tránsito de personas y vehículos. Su principal característica es la alta velocidad de apertura y cierre que poseen. Gracias a su velocidad de acción, se disminuyen al máximo las corrientes de aire y las pérdidas de temperatura ambiente. Estas puertas se pueden colocar tanto en el exterior como en el interior, y se componen de una estructura base y una lona de pvc de 1300gr. Son útiles para pequeñas, medianas y grandes aperturas, siendo una de sus cualidades más destacadas las que poseen resistencia a las inclemencias climáticas.

Tipos de puertas rápidas

Actualmente, existen varios tipos de puertas rápidas, que se adaptan a las necesidades y requerimientos específicos de cada sector o actividad:

·         Puerta rápida enrollable

Es un producto pensado para dar una solución de garantías en la sectorización de zonas de trabajo con alto tránsito de personas y vehículos, y necesidad de maniobras rápidas de apertura y cierre. Esta puerta rápida es de uso adecuado en zonas de interior tanto sector industrial o comercial. Soporta una temperatura ambiente de 5ºC a 80ºC, y presenta una velocidad de apertura de 1.8m/s y de cierre de 1m/s.

·         Puerta rápida enrollable frigorífica

Éste es un tipo de puerta rápida enrollable especialmente pensada para evitar pérdidas de temperaturas en cámaras frigoríficas, con temperaturas entre 0ºC y congelación de -20ºC. Garantizan el mantenimiento de las condiciones térmicas del interior y proporcionan un gran ahorro energético,  sin perder sus funcionalidad en cuanto al tráfico de personas y vehículos. Este tipo de puerta presenta una velocidad de apertura de unos 0.8m/s.

·         Puerta rápida apilable

Estas puertas rápidas industriales tienen las particularidad de estar diseñadas para exterior, en concreto, para soportar fuertes rachas de viento, garantizando a pesar de todo, las operaciones seguras de apertura y cierre en grandes espacios. Cuenta con una velocidad de apertura y cierre de 0,8m/s.

·         Puerta rápida autorreparable

Este es un tipo de puerta muy característica, ya que, a diferencia de los otros tipos, la puerta rápida autorreparable permite cuando es golpeada por algún elemento, la lona se salga de las guías para con dañar ningún componente de la estructura. Acto seguido, la puerta vuelve a colocarse a introducirse en las guías volviendo a la normalidad y funcionando a la perfección. Al igual que las puertas rápidas apilables, cuentan con una velocidad de apertura y cierre de hasta 2m/s.     

·         Puerta rápida de grandes dimensiones

Estas puertas industriales esta diseñadas para cubrir grandes superficies abiertas.

Por su funcionalidad, muy frecuentemente se ven expuestas a la humedad, el frío, el polvo o intensas fuerzas del viento, por lo que es muy importante que el producto este cumpliendo siempre las exigencias de los estándares de calidad y su homologación.

¿Qué ventajas tiene utilizar puertas rápidas industriales?

En función de tu negocio, este tipo de puertas industrial será imprescindibles, y si tienes en mente renovar tu negocio o montar uno, aquí te presentamos sus ventajas:

1# Solución energética

Gracias a la velocidad de apertura y cierre, la puerta rápida solo permanecerá abierta durante un tiempo mínimo, el necesario para que puedan entrar o salir operarios o vehículos de transporte. Ello va a permitir un gran ahorro de energía, al impedir que las condiciones climatológicas de una sección a otra se vean afectadas.

2# Mejora la seguridad de los empleados

Generalmente, este tipo de puertas dispone de una barrera de fotocélulas integrada en la guía, lo cual significa que detecta de inmediato la presencia de una persona u objeto cerca de la puerta, y evita que la puerta que se cierre o vuelva a la parte superior de su ciclo si no es seguro. Además, suelen disponer de botonera de emergencia y posibilidad de apertura manual en caso de emergencia.

Las puertas rápidas pueden incluir paneles de visión transparentes en la cortina, facilitando un paso más rápido y seguro.

3# Alteración mínimo del flujo de trabajo

Este tipo de puertas rápidas industriales suponen un ahorro en dos sentidos. En primer lugar, las puertas autorreparables ahorran tiempo de espera en las reparaciones, ya que se reparan de forma automática y rápida, lo cual evita tener que esperar a un técnico que se encargue de arreglarla. En segundo lugar, gracias a su alta velocidad de cierre y apertura, los empleados y los vehículos no tienen que esperar durante largos periodos para pasar de un lado a otro, evitando interrupciones del flujo de trabajo y generando operaciones más rápidas.

4# Menor contaminación acústica

Se trata de puertas que no generaran ruido, con lo cual, se evitan molestias a los empleados de la planta. Esto se ve amplificado en los casos en los que las puertas estén ubicadas en el exterior, expuestas al viento, a diferencia de otros tipos de puertas, que pueden generar mucho ruido por los movimientos bruscos causados por el viento.

5# Alto grado de aislamiento

Las puertas rápidas industriales poseen un sellado eficiente y, sumado al reducido tiempo de apertura y cierre, ofrece un aislamiento térmico efectivo. Además, impide la entrada de polvo y otros materiales procedentes del exterior.

6# Fáciles de usar

Este tipo de puertas son, por lo general, de fácil montaje y requieren un bajo mantenimiento. Además, cuenta con un sistema de funcionamiento muy sencillo, fácil de usar por cualquier operario, por lo que no requiere de una especialización para usarlas.

7# Gran resistencia

Por lo general, este tipo de puertas están formadas por materiales resistentes, como el acero y el aluminio, por lo que resisten muy bien a las condiciones climatológicas y al uso, proporcionando, además, excelentes propiedades aislantes térmicas y acústicas. Los paneles transparentes que incluyen algunos modelos suelen estar compuestos por policarbonato, lo cual combina a la perfección resistencia, seguridad y funcionalidad.

En BMP Doors, somos conscientes de la importancia de escoger un tipo de puerta rápida industrial adecuada a las necesidades y características de las instalaciones de tu empresa.  Si necesitas asesoramiento, no dudes en contactarte con nosotros, nuestros expertos te ayudaran.

Comparte esta noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *